Restauración del Baño de Comares

baño-comaresEl Baño de Comares será sometido a un proceso de restauración contra filtraciones y humedades.

El Baño de Comares de la Alhambra, el único medieval islámico que se conserva prácticamente íntegro en Occidente. Ubicado entre los palacios de Comares y de los Leones, el baño de Comares está cerrado habitualmente al público por su estado de conservación y especial naturaleza, aunque sus estancias, que pueden contemplarse desde otros espacios a través de huecos, pueden visitarse en grupos reducidos guiados por especialistas.

El objetivo fundamental del Patronato es restaurar las bóvedas de la sala fría, templada y caliente para solucionar problemas de filtraciones y humedades provenientes de la cubierta de este singular baño, que hasta no hace mucho tiempo era conocido como Baño Real por haberse reservado para uso de los Reyes Católicos.

Algunas de las estancias de estos baños, como la sala de reposo, aquí denominada Sala de las Camas, ya han sido objeto de intervenciones en los últimos años relacionadas con la restauración de pavimentos o elementos de cerámica, aunque desde principios del siglo veinte no habían vuelto a ser objeto de una actuación de envergadura como la que se llevará a cabo desde este mes.

También se prevé restaurar las lucernas que iluminan y ventilan las bóvedas. En una primera fase se sustituirán morteros de cemento por otros de cal, una técnica más compatible con la conservación de la cerámica.

La sala de Camas es quizá el lugar más destacado del baño, y sus elementos decorativos son en gran parte originales, aunque los techos y yeserías fueron reparados y repintados en la segunda mitad del siglo XIX.

En el siglo XVI también se renovaron algunos zócalos cerámicos de las estancias de los baños, en alguno de los cuales se puede leer el ‘Plus Ultra’, emblema del emperador Carlos V.

Por su singularidad, ha sido siempre uno de los lugares que más ha fascinado a los artistas y visitantes de la Alhambra, como al humanista y médico Jerónimo Münzer o al pintor Henry Matisse.

El escritor Richard Ford también dejó constancia en uno de sus apuntes de su fascinación por estos baños, que cautivaron a otros como al escritor Alexandre Laborde.

Si quieres recibir en tu email las novedades de “Granada Más” para estar informado de las Propuestas, Rutas, Lugares con Encanto y, en general, Noticias sobre nuestra provincia, suscríbete, tan solo tienes que facilitarnos tu correo electrónico.


 

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete